Museo del Juguete

Una tarde de juguetes y juego a todo vapor (2017)

Hay  juguetes que se mueven o activan gracias a mecanismos que funcionan a pila, a batería, a cuerda, y algunos que se mueven a vapor. Sí ¡a vapor! El sábado 21 de octubre se realizó en el museo A todo vapor, una tarde dedicada a un tipo de juguetes que supo motorizar el juego infantil de otras épocas: los juguetes a vapor.

Con la colaboración de Ricardo Olivera Wells, coleccionista y gestor de la colección del Museo, y la participación de otros coleccionistas de juguetes, exhibimos variados modelos de juguetes a vapor y encendimos algunos de ellos para verlos funcionar. Hubo trenes,  barcos, grúas, una calesita y pequeñas calderas a vapor de colección, entre otros.

DSCN5023 DSCN5022 DSCN5026 DSCN5025 DSCN5024

En el taller “Barcos a vela”, junto  a chicos, chicas y grandes nos aventuramos en el desafío de armar nuestra propia lanchita pof-pof y las hicimos zarpar.

A través de los juguetes a vapor, chicos y chicas se acercaron al juego de los niños de otras épocas –que eran los adultos mayores ahí presentes-,  y también a cómo era la vidaen otras épocas, cuando los trenes, los talleres fabriles y los barcos de verdad funcionaban a vapor. La inmediatez de apretar un botón y que el juguete se encienda hoy fue, en cambio, la gran expectativa de esa espera que todos disfrutamos hasta que los juguetes finalmente se pusieron en marcha. El Museo del Juguete fue el lugar para darnos ese tiempo, de jugar y de esperar a que la magia suceda… escuchar el pof-pof, y que el asombro de ver las lanchitas arrancar valiera la meticulosa tarea de construir un barco con un envase tetrabrik y un motor con una latita, un sorbete y una vela.

Una selección de antiguas publicidades de juguetes a vapor complementaba la exhibición, y fue también la oportunidad para preguntarse ¿Por qué no hay niñas en las publicidades de juguetes a vapor? ¿acaso las niñas no pueden jugar a ser técnicas o ingenieras y poner máquinas en funcionamiento?

En el mes de las personas mayores, A todo vapor fue parte de la agenda de “Mayores en Acción” (www.mayoresenaccion.org.ar), una iniciativa impulsada entre los colaboradores de CreandoRED, que reúne personas y organizaciones  comprometidas en abrir espacios de participación activa con las personas mayores.

Mi padre era obrero y la plata escaseaba, cuando íbamos a las jugueterías veíamos todo, pero a lo sumo comprábamos unos pocos soldaditos, los juguetes a vapor eran inaccesibles. Hace unos años me di el gusto de comprar uno y hoy es un placer compartirlo con los chicos”, comentó el arquitecto y coleccionista Eduardo Prestia (67), junto a su tractor ingles Mamod, de fines de los sesenta.

Agradecemos a Ricardo Olivera Wells, Juan Carlos Arroyo, Guillermo Ferreira, Eduardo Prestía, coleccionistas que compartieron sus experiencias de juego y sus juguetes para que esta exhibición fuera posible, y a Luis Bernaudo y Gustavo Arnoni por su colaboración. A ellos, y a todos los chicos, chicas y grandes que vinieron, y se embarcaron junto al equipo del museo en esta aventura de encender y construir juguetes a vapor.

9347 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9346 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9342 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9573 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9563 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9553 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9550 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9524 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9512 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9495 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9487 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9438 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9422 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman 9350 Todo a Vapor Museo del juguete San Isidro 2017 Foto Carlos Furman