Museo del Juguete

Juguetes y género. Un modelo para desarmar.

Los juguetes y mensajes sexistas, que predominan en la publicidad y la industria del juguete, y están arraigados en el imaginario de varias generaciones y de amplios sectores de la sociedad, son vehículo de etiquetas que se nos imponen desde niñxs y que están en la base cultural de todas las formas del machismo, sexismo, desigualdad y violencia de género.

¿Qué sepa coser? ¿Qué sepa bordar? Que jugar te saque de las casillas

Los juguetes no son para nenas o para varones, son para jugar. Cuando somos niñxs, jugar es nuestra gran oportunidad. A través del juego exploramos el mundo, lo desafiamos, ensayamos maneras posibles de habitarlo y descubrimos lo que nos hace felices.

Jugar nos hace libres. Condicionar el juego de lxs niñxs a través de propuestas de juegos y juguetes sexistas, es restringir los caminos insospechados, los futuros extraordinarios y las múltiples formas de ser y de vivir que cada niñx es capaz de construir y proyectar.

Jugar, en libertad e igualdad, es un derecho. ¡Que los juguetes sean para jugar!

 

Esta fotografía forma parte de la serie The Pink & Blue Project, de la artista coreana Yoon JeongMee (1969).

Esta fotografía forma parte de “The Pink & Blue Project”, proyecto de la artista coreana Yoon JeongMee (1969).