Museo del Juguete

Barriletes con Viento a favor en el Museo

El domingo 12 de mayo se realizó “Viento a favor”, una tarde dedicada a jugar con barriletes en el Museo. Este evento fue organizado en colaboración con BaToCo (Barriletes a Toda Costa),  “gente que hace y vuela barriletes”.

Los barriletes vienen surcando el cielo hace más de dos mil años. Para enviar mensajes de amor, para sostener la carnada y pescar un gran pez, para ahuyentar a los malos espíritus, para dar valor a los ejércitos en hazañas militares, como ensayos o experimentos previos al avión, o nada más y nada menos que para jugar. La humanidad lleva miles de años remontando barriletes al cielo. El domingo nos sumamos a esta larga tradición de la mano de lxs expertxs de Batoco, para lanzar a los cuatro vientos nuestras ganas de jugar.

En el jardín del museo hubo exhibición de grandes y hermosos barriletes hechos a mano por los integrantes de Batoco y un sector de armado de “barriletes de oficina”, pequeños barriletes que cualquiera puede armar en dos minutos con lo que nunca falta en una oficina: una hoja A4, un abrochadora, una perforadora, y eso sí… un poco de piolín.

En nuestra sala de taller, el equipo educativo junto a integrantes de Batoco estuvieron a cargo de la realización de dos talleres de armado e intervención de barriletes con palabras, dibujos, colores alusivos a los juegos y juguetes favoritos de cada uno. La consigna para intervenir los barriletes tenía que ver con tomar el derecho al juego y la fecha próxima del Día Internacional del Juego, para echar a volar nuestros juegos y juguetes favoritos con la intención de que aterricen en alguna terraza, vereda o patio donde anden faltando el juego y la infancia.

En las salas hubo también oportunidad de contar un poco sobre la larga historia de los barriletes, los modos en que se integran en celbraciones y tradiciones culturales muy diversas.

Barrilete en mano, nos fuimos al descampado donde están las canchas de nuestro vecino Campo de deportes Nº 3 y ahí sí… ¡a volar se ha dicho!. El cielo fue nuestro tablero de juego y nadie se quedó sin jugar. Estuvieron las chicas , chicos y familias del barrio, algunos de nuestros amigos y visitantes asiduos y otros que nos visitaron por primera vez, todos bajo el mismo cielo, mirando para arriba, corriendo, regulando el piolín, pendientes de la brisa, esperando que llegue una ráfaga y viendo cuan alto y cuán lejos se puede llegar cuando nos dejamos llevar por el juego.

2262 Puertas Adentro 2019 San Isidro Foto Carlos Furman2280 Puertas Adentro 2019 San Isidro Foto Carlos Furman

Gracias a BaToCo por compartir su pasión y experticia con nuestro museo y su comunidad, al Campo de Deportes Nº 3 por prestarnos el espacio para ir a jugar, y a todxs lxs que nos acompañaron en esta tarde mágica, y en esta apuesta al viento y al juego.